Inicio » OPINIÓN » COLUMNA ORDENADOR » DIA DEL POLICÍA: ¿CABE CELEBRACIÓN?

DIA DEL POLICÍA: ¿CABE CELEBRACIÓN?

*Día del Policía: ¿Cabe celebración?
*El gobernador tiene la palabra
*Ante creciente inquietud ciudadana
*Que amerita profunda reflexión

Luis Alberto Rodríguez

Un hecho contradictorio empaña ahora genéricamente la relación de las instituciones de seguridad pública con los medios de comunicación, ante el abuso focalizado de algunos policías municipales de Metepec, en contra de un grupo de periodistas de algún medio electrónico que en el momento de realizar su trabajo fueron agredidos esta semana y que aún no deja de ser lamentable.

Y digo aún porque no se tiene conocimiento de alguna medida correctiva concreta contra esos malos servidores ni de la adopción de una política contundente por parte de la autoridad municipal al respecto.

Pero más allá de ese hecho específico, cuando esta mañana el propio gobernador ALFREDO DEL MAZO MAZA presida la ceremonia oficial del DIA DEL POLICÍA en las instalaciones de la Comisión Estatal de Seguridad Ciudadana en la capital mexiquense surgirán preguntas, no tanto sobre ese hecho particular que menciono, sino sobre  la política que la actual administración asumirá en materia de seguridad, que constituye la mayor preocupación colectiva actual, sino la prioridad que sin dilaciones deberá resolverse.

Mucho se ha hecho o tratado de hacerse, sin duda, por afrontar por parte del Estado Mexicano y sus gobiernos este ingente problema, pero el país sigue estando en la encrucijada de contemplar el crecimiento vertiginoso de la delincuencia -organizada o no- y las acciones para contrarrestarla, que desde hace más de una década han obligado a la intervención de las Fuerzas Armadas en esa compleja batalla.

Seguramente el gobernador DEL MAZO aportará esta mañana datos alentadores de que en el Estado de México se ha avanzado, y mucho más se avanzará durante su administración, en la profesionalización y capacitación de los cuerpos policiacos estatales en sus diversos niveles y en la coordinación de sus autoridades con las federales y militares, para contrarrestar el ya tan extendido fenómeno de la inseguridad, al tiempo que aprovechará la oportunidad de la celebración del Día del Policía, para estimular la actuación de algunos de sus efectivos más destacados. Cabe esperarse.

Sin embargo, a pesar de que no todos los efectivos policiacos incurren en actos reprobables como el arriba mencionado, vale este día señalado la reflexión si como se espera, los cuerpos policiacos directamente responsables de garantizar la seguridad ciudadana, especialmente los municipales, han sido o podrían ser transformados con los niveles de eficiencia y capacidad que sus tareas les demandan, o será necesario recurrir, como hasta ahora, a la intervención de las fuerzas armadas.

Cabe la pregunta de si a la par de esas acciones de las que seguramente destacará este día el gobernador, resultará pertinente revisar la suficiencia de las actuales leyes en la materia y para ello convocar a los distintos estratos sociales en su posible rediseño, pero sobre todo escuchar con detenimiento sus necesidades y carencias.

La pregunta es pertinente, sobre todo ante la inquietud social que ha generado a escala nacional la pretendida aprobación de la Ley de Seguridad Interior, cuya minuta fue ya turnada recientemente por la Cámara de Diputados federal a la consideración del Senado, en la cual no solamente se debate la reglamentación explícita de la intervención de las Fuerzas Armadas en estas tareas, sino la posibilidad de que intervengan indiscriminadamente en las manifestaciones sociales que pudieran ser consideradas como amenazas de la seguridad interior y los criterios para tomar esas determinaciones.

Lo mismo bien puede cuestionarse acerca de la intervención de las fuerzas policiacas estatales o municipales, en este caso del Estado de México y sobre todo si éstas y sus mandos inmediatos están capacitados para dirimir con eficiencia cuando en efecto se trata de hechos abiertamente delincuenciales o que pongan en peligro la seguridad interior de la entidad o asuman criterios que resulten contrarios a las necesidades de la ciudadanía.

Mucho se ha especulado sobre la posible infiltración de los cuerpos policiacos, especialmente municipales, por parte del crimen organizado y por ello surgió la necesidad de una suerte de militarización que contrarrestara tal infiltración de la delincuencia, pero poco se ha informado acerca de esos avances o de los grados de transformación de los mismos cuerpos a iniciativa expresa de las mismas autoridades locales.

Es más que propicia la oportunidad de la celebración hoy del Día del Policía, para que las autoridades estatales, encabezadas por el gobernador DEL MAZO, ofrezcan una visión amplia y convincente de esa compleja problemática de la seguridad, para ofrecer perspectiva de tranquilidad y confianza a una cada vez más desconfiada sociedad ante los estragos crecientes de las manifestaciones de su manifestación contraria: la inseguridad. Esperamos.

ENTRETELONES

Expreso mi más sentido pésame por el deceso de la estimada periodista PATRICIA LÓPEZ VENCES, acaecido intempestivamente este miércoles. Que en paz descanse.

Similar posts

Deja un comentario

Login

Registro | Contraseña perdida?