Inicio » INTERNACIONAL » APRUEBAN USO LÚDICO DE LA CANNABIS EN NUEVO MÉXICO

APRUEBAN USO LÚDICO DE LA CANNABIS EN NUEVO MÉXICO

Estados Unidos, a 13 de abril de 2021.- Michelle Luján Grisham, la gobernadora de Nuevo México, firmó el lunes la normativa que legaliza el uso recreativo de la marihuana y que pone en marcha la venta legal el próximo año. Es el séptimo estado de Estados Unidos que desde noviembre pone fin a la prohibición de la hierba.

Le llegó el turno a Nuevo México. El estado del suroeste de Estados Unidos se une a la fiebre de legalizaciones de la marihuana recreativa, siendo el decimosexto estado en aprobar su uso. Una medida impulsada por los demócratas en toda la nación y que sigue la tónica de otras zonas, como Virginia o Nueva York, que en las últimas tres semanas también han pasado sus proyectos de ley sobre el cannabis.

“Firmada”, dijo en Twitter la gobernadora de Nuevo México, Michelle Lujan Grisham, añadiendo que la legalización del cannabis para su uso en adultos es un gran paso adelante para el estado y cambiará “la forma en que pensamos sobre Nuevo México para mejor: nuestra fuerza laboral, nuestra economía, nuestro futuro”.

En los próximos meses, los consumidores de marihuana podrán comprar y consumir la hierba sin miedo a ser multados y su venta será legal cuando la legislación entre en vigor, el próximo abril de 2022. Después de una maratoniana sesión legislativa, que se prolongó durante dos días, el proyecto de ley –previamente anunciado a inicios de mes– concluyó con la legalización para adultos mayores de 21 años.

Sumado a la legalización estará la reconsideración de las sentencias penales 

El órgano legislativo, que previamente se había mostrado cauteloso a la medida, con varios senadores oponiéndose a la reforma, finalmente allanó el camino con la histórica votación del pasado miércoles, que dio paso a la firma final del documento este lunes.

Lujan Grisham firmó además otro proyecto normativo complementario que borra automáticamente muchas condenas anteriores por posesión o uso de la marihuana. Esto reconsideraría las sentencias penales para un centenar de presos, según la agencia Associated Press.

Argumentos en contra desde el bando republicano

Nuevo México, que ya coqueteó con su legalización en la década de los noventa y donde su uso medicinal es parte del programa del estado desde 2007, se suma así a la deriva demócrata en todo el país que pretende descriminalizar el uso de esta droga como una forma de crear puestos de trabajo e incrementar los ingresos del Estado, puesto que serán las autoridades estatales las que ofrecerán las licencias a la industria y supervisarán los suministros.

Pero no todos están a favor y ya han empezado a sonar las primeras críticas entre los conservadores republicanos estatales como Gay Kernan de Hobbs, que votó en contra alegando que “simplemente creo que es terriblemente injusto imponer este tipo de cambio significativo en nuestra forma de vida y en áreas del estado que claramente no lo ven con buenos ojos”.

¿De qué trata la nueva normativa en Nuevo México?

¿En qué consiste la legalización y cuál será el recaudo para el estado? Uno de los puntos destacados en la nueva norma es que ahora será legal la posesión de hasta 57 gramos de hierba y sus consumidores podrán tener hasta 12 plantas por hogar.

Otro de los aspectos a destacar en el paquete, una vez que avance la normativa, es que Nuevo México impondrá un impuesto especial inicial sobre las ventas del 12%, que con el tiempo pasarían al 18%. Las reformas también anularán los impuestos sobre la venta de marihuana medicinal para garantizar así un fácil acceso a aquellos pacientes que dependan de este fármaco.

La venta del cannabis para uso recreativo estará bajo licencia estatal y los reguladores podrán imponer un límite a los cultivos, así como una tasa estatal por planta de hasta 50 dólares al año.

El diario The New York Times reportó que la regulación de la industria producirá un estimado de 20 millones en ingresos para el estado en 2023, más 10 millones de dólares para los gobiernos locales.

Abolir la «fallida guerra contra las drogas»

Esta es una de las principales políticas de los demócratas desde la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca, que han puesto el debate del uso recreativo del cannabis sobre la mesa, rompiendo así con la “fallida guerra contra las drogas del país” con el propósito de “corregir” los errores del pasado, así como compensar a aquellos que han sido perjudicados “desproporcionadamente, las comunidades de color” que se beneficiarán del “nuevo enfoque inteligente, justo y equitativo”, según expresó la gobernadora estadounidense en su red social.

16 estados de Estados Unidos permiten la marihuana en su uso recreativo.
16 estados de Estados Unidos permiten la marihuana en su uso recreativo. AP – Hans Pennink

En dieciséis estados de Estados Unidos es legal el consumo recreativo de la marihuana, siendo California y Colorado los estados pioneros en su aprobación. El Centro de Investigación Pew reveló en 2019 que el 91% de los estadounidenses estaban a favor de la despenalización del cannabis para su uso médico o recreativo. Otros estudios dicen que el apoyo entre los estadounidenses es del 67%, pero las tasas de conocimiento sobre los beneficios de esta droga son mucho más bajos.

Arizona, Nueva York o Virginia han sido tres de los últimos estados, junto con Nuevo México, en unirse a esta propuesta. El pasado miércoles, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, firmó el documento del proyecto y en Virginia, su gobernador lo hará en los próximos días.

Un paso hacia la justicia racial

Entre los argumentos de mayor peso a favor está favorecer a las comunidades afroamericanas, estigmatizadas en muchas ocasiones, y es uno de los reclamos del movimiento Black Lives Matter.

«Creo que podemos estar de acuerdo en que la prohibición del cannabis no ha funcionado y que, en última instancia, tener un mercado ilícito ahí fuera aporta muchos aspectos negativos. Y, en última instancia, la desproporcionada aplicación de la justicia penal sobre las comunidades de color no es algo que pueda aguantar más», argumentó Adam Goers, vicepresidente senior de Asuntos Corporativos de Columbia Care.

La ola de despenalización del cannabis, así como su aceptación ciudadana, se extiende por todo el mundo. Algunos analistas anticipan que este mercado, que ha operado a la sombra durante décadas, podría llegar a mover hasta 30.000 millones de dólares en 2025 solo en Estados Unidos.

OP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Login

Registro | Contraseña perdida?
A %d blogueros les gusta esto: