Inicio » NACIONAL » BRIAN JEFFREY TRABAJADOR DE LA EMBAJADA DE EUA DETENIDO POR DELITOS SEXUALES

BRIAN JEFFREY TRABAJADOR DE LA EMBAJADA DE EUA DETENIDO POR DELITOS SEXUALES

  • Trabajó la Embajada de Estados Unidos en México, guardaba 400 videos e imágenes de presuntos abusos a una veintena de mujeres

29 de octubre de 2020.- Autoridades investigan si Brian Jeffrey Raymond, ahora extrabajador en la Embajada de Estados Unidos en Ciudad de México, drogó y abusó sexualmente de al menos 23 mujeres.

El FBI inició las investigaciones el pasado mayo, cuando una mujer fue auxiliada tras pedir ayuda desnuda gritando desde el balcón de Raymond. El sospechoso fue detenido, pero gracias a su inmunidad diplomática evitó ser procesado en México. Raymond voló a EE UU un día después de los hechos.

Allí, las autoridades estadounidenses que continuaron la investigación encontraron 400 fotografías y vídeos donde presuntamente se ve a Raymond abusar de una veintena de mujeres inconscientes, según el informe criminal del FBI.

La juez del Tribunal de Distrito del Sur de California ha calificado al funcionario de “depredador sexual” y le ha negado la fianza, por lo que esperará su juicio en un calabozo federal en San Diego.

Raymond ha sido un trabajador público durante 23 de sus 44 años. Fue trasladado a la Embajada de Estados Unidos en Ciudad de México en 2018, donde se le facilitó un apartamento.

Renunció a su puesto el pasado mayo, tras el incidente que destapó su vida privada. El último día de ese mes, Raymond fue detenido fuera de ese apartamento.

El informe de los fiscales detalla que las autoridades mexicanas auxiliaron a una mujer que gritaba desde el balcón del funcionario desnuda.

El documento especifica que la mujer, de 29 años, parecía estar profundamente intoxicada, ya que no podía caminar. Fue llevada en ambulancia hasta el hospital, donde los médicos encontraron lesiones vaginales, anales y bucales, además de varios moretones en todo su cuerpo.

Raymond admitió haber tenido relaciones sexuales con ella pero insistió en que fueron consentidas.

Sin embargo, la mujer no recordaba el encuentro sexual, ni tampoco haber gritado para ser socorrida.

Entre sus pocos recuerdos estaba haber conocido a Raymond en Tinder y beber vino con él, como repitieron más tarde otras víctimas.

Por su lado, la Secretaría de Seguridad Ciudadana de México (SSC) ha informado de que esa noche fueron alertados por radio de los gritos de una mujer y se trasladaron al departamento ubicado en la calle Hipólito Taine, en Polanco.

El jefe de Seguridad de la Embajada también estaba allí. La joven fue diagnosticada con una crisis nerviosa por parte de la Cruz Roja, pero pudo prestar declaración ante los oficiales de la SSC.

Les contó que se encontraba en compañía de “su amigo de 46 años de edad”, que habían tomado bebidas alcohólicas y que Raymond la había agredido sexualmente. En ese momento, Raymond se identificó como el primer Secretario de la Embajada de los Estados Unidos de América y explicó que habitaba en el lugar, había invitado a la mujer y que lo sucedido había sido con el consentimiento de ella.

Debido a su condición, la oficial de la SSC se puso en contacto con la Seguridad Diplomática de la Embajada para informar de lo ocurrido.

Esta institución le recalcó a la oficial que Raymond contaba con “un carnet rojo” que lo acredita para no ser molestado en su persona. El personal de la SSC se limitó a acompañar a la víctima a interponer su denuncia ante la Fiscalía Especializada en Delitos Sexuales.

Raymond fue enviado a Estados Unidos al día siguiente. Allí, los agentes federales continuaron la investigación y le incautaron el móvil y la computadora, en las cuales todavía estaban en uso aplicaciones de citas como Bumble y Tinder.

Los exámenes forenses descubrieron que Raymond intentó borrar varios archivos, pero las autoridades recuperaron material de 2011 a la fecha.

Las imágenes revelan que Raymond presuntamente drogó a varias mujeres, después comprobaba ante la cámara que estuvieran desmayadas levantándoles los párpados y abusaba de ellas mientras las grababa. Las víctimas que aparecen en sus vídeos no recuerdan los hechos.

Una mujer detalló que después de beber con Raymond se despertó con un mensaje de texto de él en el que le preguntaba si tenía resaca.

Los fiscales han informado de que la víctima no tenía idea de que había sido agredida sexualmente hasta que los agentes le mostraron los vídeos de Raymond.

En el historial de búsqueda del sospechoso se repetían los siguientes términos: “chica negra desmayada”, “sueño profundo”, “Ambien” y “Zopiden mezclado con alcohol”, ambos medicamentos para dormir. Las entrevistas con las otras mujeres que aparecen en los vídeos están todavía en curso.

El abogado de Raymond ha intentado que quede en libertad hasta el juicio alegando vulnerabilidad ante la covid por una condición del corazón y por cuidar de su madre enferma.

Sin embargo, la juez Linda López le ha negado la fianza a Raymond, tras comprobar que varios encuentros con sus víctimas se realizaron en plena pandemia y que apenas tiene relación con su familia.

Además, la Fiscalía considera que Raymond, que habla español y chino mandarín a la perfección y que ha viajado a más de 60 países, presenta riesgo de fuga.

La magistrada ha calificado al funcionario de “depredador sexual experimentado”, y lo ha puesto a disposición del Servicio de Alguaciles de Estados Unidos, donde espera a su juicio en un calabozo de San Diego. Se enfrenta a penas de 20 años de prisión por el caso documentado en Estados Unidos, pero si declaran más víctimas la sentencia podría ser mayor.

El director general para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Roberto Velasco Álvarez, precisó a las 17:09 h que las autoridades mexicanas colaboran con las autoridades estadounidenses en la operación conjunta que llevó a la detención del primer secretario de la Embajada de Estados Unidos (EE.UU.) en México, Brian Jeffrey Raymond, a fin de llevar a la justicia el caso de “una potencial serie de abusos sexuales en ambos países”.

Indicó que el gobierno de México enfatiza su rechazo categórico a cualquier forma de violencia de género.

El extrabajador de la Embajada de Estados Unidos en México, Brian Jeffrey Raymond, fue detenido en California por presuntamente abusar de al menos 22 mujeres que captaba mediante aplicaciones de citas y drogaba mientras era empleado del cuerpo diplomático, según la acusación de la Fiscalía estadounidense.

“El acusado es un experimentado depredador sexual que representa una amenaza para las mujeres”, detalla el Ministerio Público en un documento presentado ante la Corte Sur del Distrito de California.

Raymond, que trabajaba para una agencia del Gobierno estadounidense en la Embajada, está acusado de “coerción y seducción” y entre las pruebas en su contra hay 25 videos hallados en su teléfono móvil que muestran a “mujeres desnudas e inconscientes”.

“La investigación del Gobierno ha revelado 22 supuestas víctimas hasta la fecha”, tanto en México como en Estados Unidos, nueve de las cuales habrían sido abusadas en el departamento que le facilitó la Embajada en la Ciudad de México.

Durante su periodo en México, entre agosto de 2018 y el 1 de junio de 2020, el acusado “usó su residencia para mantener una conducta sexual criminal (…) desnudando, fotografiando y grabando al menos a nueve mujeres inconscientes”, detalla el auto.

El indicio que desencadenó la investigación sucedió el pasado 31 de mayo cuando los vecinos alertaron a la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México porque “una mujer desnuda e histérica gritaba desesperada en busca de ayuda desde el balcón del acusado”.

Según denunció la víctima, tuvieron una cita tras contactar por la aplicación Tinder y fueron al departamento de Raymond, quien le ofreció una copa de vino y esta “de repente se desmayó”. Además, dijo que no recordaba haber pedido ayuda desde el balcón.

“Reportó que no era consciente de haber tenido relaciones sexuales con el acusado hasta que fue examinada por médicos mexicanos que la avisaron que tenía lesiones por penetración vaginal y anal”, explica el auto.

Tras el “incidente en su residencia”, Raymond fue trasladado a Estados Unidos y dimitió, por lo que actualmente está “desempleado”.

En ese país fue interrogado por el FBI, donde dijo que la relación sexual con la víctima fue “consensuada”, y se le incautó el celular, donde se hallaron los videos.

Además, encontraron que el acusado había buscado en internet los efectos de mezclar con alcohol los medicamentos Ambien y Zolpidem, utilizados para dormir.

De acuerdo con la Fiscalía, el acusado pidió ser liberado bajo fianza debido a la pandemia de COVID-19, puesto que en 2018 fue operado del corazón.

“Sin embargo, la conducta del acusado desde marzo de 2020 hasta la fecha de su arresto sugiere que no tuvo preocupación de contagiarse de COVID. Por ejemplo, las fotografías y videos de su celular muestran al acusado en contacto cercano con al menos cuatro mujeres en su residencia durante varias horas”, detalló.

Además, la Fiscalía ve en Raymond un riesgo de fuga por su modo de vida “extremadamente acomodado” que le ha permitido viajar a 60 países, tanto por trabajo como por placer.

Hasta el momento, la Embajada de Estados Unidos en México, dirigida por el embajador Christopher Landau desde agosto de 2019, no ha emitido información sobre los hechos.

Con información de EFE

OP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Login

Registro | Contraseña perdida?