Inicio » INTERNACIONAL » CHINA Y EEUU JUNTOS PARA COMBATIR CAMBIO CLIMÁTICO

CHINA Y EEUU JUNTOS PARA COMBATIR CAMBIO CLIMÁTICO

Estados Unidos,  a 18 de abril de 2021.- Este domingo, China y Estados Unidos acordaron colaborar conjuntamente para frenar el cambio climático y «reforzar la implementación» del Acuerdo de París de 2015. El anuncio llega desde Shanghái, donde el enviado especial para el cambio climático de Estados Unidos, John Kerry, y su homólogo chino, Xie Zhenhua se reunieron durante dos días. Ambas naciones son las más contaminantes del mundo y pretenden bajar sus emisiones de camino a la COP26 de Glasgow.

Los dos países más contaminantes del mundo, China y Estados Unidos, están dispuestos a dar un paso al frente para cambiar su situación. Este domingo, el enviado especial para el cambio climático de Estados Unidos, John Kerry, y su homólogo chino, Xie Zhenhua, se comprometieron a «reforzar la implementación» del acuerdo contra la crisis climática de París a través de un comunicado.

El acuerdo, difundido a través de un comunicado conjunto, se alcanzó tras dos días de conversaciones sobre la situación climática del mundo en Shanghái. Ambos países acordaron «mejorar sus respectivas acciones» contra el cambio climático y «cooperar en los procesos multilaterales» para combatir la crisis, que «debe ser abordada con la seriedad y urgencia que requiere».

Medidas que incluyen su participación en la convención de la ONU para el Cambio Climático y el Acuerdo de París, sobre el que ambos países destacaron en la declaración conjunta su «contribución histórica a su desarrollo, adopción, firma y entrada en vigor».

«China y Estados Unidos están firmemente comprometidos a trabajar conjuntamente y con otros países para reforzar la implementación del Acuerdo de París», asegura la declaración bilateral.

John Kerry es el primer funcionario de la Administración de Joe Biden que visita China, hecho que mantiene la esperanza de que las dos partes puedan trabajar juntas en este desafío mundial a pesar de las elevadas tensiones en materia de derechos humanos, comercio y las reclamaciones territoriales de China sobre Taiwán y el Mar de China Meridional.

Una colaboración que parece necesaria para frenar el cambio climático, ya que, en conjunto, China y Estados Unidos producen casi la mitad de los gases que provocan el efecto invernadero, que amenaza con cambiar la forma de vida de la humanidad a través de drásticos cambios en el clima global -con desastres naturales, sequías, subida del nivel del mar, entre otras consecuencias-.

Para evitar que esto pase, el Acuerdo de París de 2015 fijó como meta para los países no sobrepasar de los 2 grados centígrados el aumento de la temperatura del planeta, y dejarlo en 1,5 a ser posible.

En este sentido, el comunicado conjunto aseguraba que ambas potencias se comprometen a «perseguir esos esfuerzos», incluyendo la «adopción de acciones climáticas mejoradas» para mantener al alcance ese límite de aumento de la temperatura mundial y cooperar para «identificar y abordar los desafíos y oportunidades» en este terreno.

Durante una rueda de prensa en Seúl, Corea del Sur, John Kerry aseguró que se habían alcanzado acuerdos «fuertes», pero dijo que era necesario esperar a ver cómo estos se materializaban.

«Aprendí en la diplomacia que no se pueden respaldar las palabras, sino a las acciones. Tenemos que ver qué pasa», dijo Kerry a los periodistas.

Desde Corea del Sur, Kerry también se reunión el mandatario de la nación asiática, Moon Jae-in, para discutir la forma de llegar a la «ambiciosa» meta del aumento de la temperatura global limitado a 1,5 grados centígrados.

El compromiso de la Administración Biden con el cambio climático

Biden ha invitado a 40 líderes mundiales, incluido el presidente chino Xi Jinping, a una cumbre climática, que se celebrará del 22 al 23 de abril y que se espera que allane el camino para la COP26 de Glasgow -fijada para el próximo noviembre-.

En esta, Estados Unidos y otros países anunciarán sus objetivos más ambiciosos y sus métodos para reducir las emisiones de carbono, y también discutirán proporcionar ayuda financiera en materia climática a las naciones con menos recursos.

Temas como el aumento del despliegue de energías renovables, la potenciación de la agricultura verde y climáticamente resiliente, la construcción de edificios energéticamente eficientes o el transporte bajo en carbono estarán sobre la mesa.

No obstante, no hay claridad sobre qué postura adoptará China en la cumbre. El viceministro de Asuntos Exteriores chino, Le Yucheng, señaló el viernes que es poco probable que China haga nuevas promesas en la reunión de la próxima semana.

«Para un país grande con 1.400 millones de personas, estos objetivos no son fáciles de cumplir», dijo Yucheng a la agencia ‘AP’ en Beijing.

El Gobierno chino anunció el año pasado que el gigante asiático estaría libre de emisiones para 2060 y que alcanzaría el pico de estas en 2030. En marzo, el Partido Comunista de China se comprometió a reducir las emisiones de carbono por unidad de producción económica en un 18% durante los próximos cinco años, en línea con su objetivo para el quinquenio anterior.

Por su parte, desde el inicio de su Administración, Biden ha posicionado la lucha contra el calentamiento global entre sus prioridades. Durante sus primeras horas en la presidencia, hizo que Estados Unidos se reincorporara al histórico acuerdo climático de París de 2015, revirtiendo la retirada estadounidense ordenada por su predecesor Donald Trump.

El mandatario ha prometido que Estados Unidos tendrá un sector energético libre de emisiones en 14 años, y una economía totalmente libre de emisiones en 2050.

 

OP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Login

Registro | Contraseña perdida?
A %d blogueros les gusta esto: