Derivado de lo anterior, se dio vista al Órgano Interno de Control (OIC) del INM, así como a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) para los efectos que correspondan.

El Instituto Nacional de Migración basa sus acciones en apego al marco legal y con estricto respeto a los derechos humanos y no tolerará actos indebidos por parte de su personal.