Inicio » INTERNACIONAL » ESCALA LA VIOLENCIA EN COLOMBIA DURANTE LAS PROTESTAS

ESCALA LA VIOLENCIA EN COLOMBIA DURANTE LAS PROTESTAS

Colombia, a 5 de mayo de 2021.- La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, describió la noche del martes 4 de mayo como «trágica y dolorosa». En la capital, grupos de ciudadanos incendiaron tres Comandos de Atención Inmediata (CAI) de la policía. En el interior de uno de ellos había al menos 10 uniformados que finalmente lograron huir de las llamas. En Cali denunciaron arremetidas con disparos en el barrio Siloé, al igual que en otras ciudades del país. La ONG Temblores ha documentado 31 víctimas mortales y más de 1.400 casos de violencia policial en el marco de unas manifestaciones que siguen su curso este miércoles.

Lejos de descansar, la violencia en Colombia siguió en aumento en el séptimo día de protestas tras la convocatoria de paro nacional el pasado miércoles 28 de abril.

El presidente Iván Duque dio marcha atrás el pasado domingo a su reforma tributaria, pero las manifestaciones –que han dejado al menos 19 víctimas mortales según la Defensoría del Pueblo y 31 de acuerdo a la ONG Temblores– no cesan.

Bajo estas circunstancias, Bogotá, la capital del país, vivió el 4 de mayo una noche “trágica y dolorosa”, en palabras de la alcaldesa Claudia López. “El nivel de destrucción, de violencia, de ataque contra los ciudadanos, contra nuestros bienes públicos, contra nuestra policía, es realmente insólito”, aseveró.

Estas afirmaciones hacen referencia al ataque contra 25 centros de Comandos de Atención Inmediata (CAI) de la policía. Tres de ellos fueron incinerados por completo. Especialmente fuerte fue el ataque contra el CAI de la Aurora, en la localidad de Usme, al sur de la ciudad, en donde al menos 10 policías se encontraban en su interior en el momento de ser incendiado por manifestantes.

“Lo que ocurrió con nuestros uniformados es inadmisible.  Yo le ruego a Bogotá y a Colombia que paremos, que deliberemos y dialoguemos. Acabar con la ciudad o acabarnos entre nosotros, no puede ser una causa”, señaló López en un comunicado en torno a las 2:00 a.m. Los enfrentamientos dejaron 72 civiles y 19 policías heridos, según la Alcaldía de la capital.

Iván Duque culpa a los grupos criminales y habla de diálogo

«Bogotá sufre esta noche el ataque de criminales organizados que están siendo enfrentados por nuestra fuerza pública. Rechazamos enfáticamente estos atentados contra integrantes de la Policía», manifestó en la medianoche del martes el presidente colombiano, Iván Duque.

Anteriormente, durante la tarde del mismo martes, el presidente había hecho un llamado a respaldar a la fuerza pública en el que, sin embargo, no hubo ninguna mención explícita a las acusaciones de violaciones de los derechos humanos que han hecho diversas organizaciones humanitarias ni a las más de 30 víctimas mortales.

«Por el pasado de violencia que conocemos, más contundente debe ser nuestro compromiso con la vida (…) esa es la misión de nuestra fuerza pública y por eso debemos apoyarla, al mismo tiempo que exigimos de ella el mayor rigor en el cumplimiento de su misión constitucional», afirmó.

En esa misma declaración Duque instó a los diferentes partidos, así como a movimientos sociales y empresariales del país a iniciar un diálogo “sin diferencias ideológicas”. «Instalaremos un espacio para escuchar a la ciudadanía y construir soluciones (…) en los cuales no deben mediar diferencias ideológicas sino nuestro más profundo patriotismo», expresó.

Sin embargo, algunos partidos ya rechazaron esta invitación al diálogo hasta que el Gobierno no retire al Ejército de las calles.

En una entrevista con France 24, el subdirector del Centro de Pensamiento sobre el Conflicto Armado, Paz y Postconflicto, el politólogo Ariel Ávila, reconoció la dificultad de confiar en el diálogo ofrecido por el presidente dada la falta de compromiso con lo acordado tras las conversaciones ofrecidas después del paro nacional de 2019.

Protestas y desmanes en otras ciudades del país

Las protestas en la noche del martes no se circunscribieron solamente a la capital. En Cali, numerosos ciudadanos denunciaron a través de redes sociales que se volvieron a escuchar disparos en el barrio Siloé, donde se registró una gran tensión en la noche del lunes, que dejó varios muertos a manos de las fuerzas policiales.

Asimismo se registraron denuncias de cortes de luz e Internet en varios puntos de la ciudad.

En Medellín, la segunda más importante del país, hubo fuertes enfrentamientos en el icónico Parque de Los Deseos, donde un profesor fue herido en uno de sus ojos por un proyectil.

El medio colombiano ‘La Silla Vacía’ hizo eco también de otros altercados en ciudades como Neiva, al sur del país, en donde algunos grupos de personas quemaron el peaje de entrada a la ciudad en la carretera de comunicación con Bogotá.

Este miércoles 5 de mayo Colombia se prepara para una nueva jornada de movilizaciones, cumpliendo así una semana de protestas en las que la violencia y las denuncias de violaciones a los derechos humanos llaman la atención de la comunidad internacional.

 

OP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Login

Registro | Contraseña perdida?
A %d blogueros les gusta esto: