Inicio » EDUCACIÓN » SEP » FORTALECE SEP APRENDIZAJE MEDIANTE LA PRUEBA PISA 2018

FORTALECE SEP APRENDIZAJE MEDIANTE LA PRUEBA PISA 2018

Ciudad de México, 13 de febrero de 2018.-  La Secretaría de Educación Pública (SEP) a través de este portal proporciona elementos para que directivos, docentes y alumnos realicen ejercicios que pongan a prueba los conocimientos obtenidos y les permitan adquirir y reforzar sus aprendizajes y competencias./cms/uploads/image/file/368794/linea_sola34.jpg
/cms/uploads/image/file/368806/Estrategia.jpg

¿Qué es PISA?

Es un estudio comparativo de evaluación de los resultados de los sistemas educativos, coordinado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), para evaluar las habilidades y conocimientos de los estudiantes de 15 años en Matemáticas, Lectura y Ciencias. Se caracteriza por ser comparativo y periódico, cuyo propósito principal es determinar en qué medida los estudiantes de 15 años, que están por concluir o han concluido su educación básica, han adquirido los conocimientos y las habilidades fundamentales para participar activa y plenamente en la sociedad actual. Sus siglas en inglés significan Programme for International Student Assessment. En el INEE se le ha traducido como Programa para la Evaluación Internacional de los Estudiantes.

¿Quién la hace?

Para cada aplicación de PISA, la OCDE contrata por concurso a diferentes organismos especializados en evaluación para que coordinen el diseño y la implementación del proyecto. De 2000 a 2006 estuvo a cargo de un consorcio internacional encabezado por el organismo australiano Australian Council for Educational Research (ACER). En 2009 y 2012 la OCDE reorganizó los trabajos del proyecto y mantuvo a ACER como el responsable de su manejo, control y coordinación. PISA 2015 ha sido desarrollado y coordinado por un conjunto diferente de organismos, cuya cabeza ha sido Educational Testing Service (ETS).

Se invita a todos los países participantes de PISA a presentar preguntas a los contratistas internacionales. Los contratistas también redactan algunas preguntas. Las preguntas propuestas son revisadas por los contratistas y por los participantes; se pone mucho cuidado para evitar sesgos culturales. Solamente aquellas preguntas que son aprobadas por unanimidad son usadas en PISA. Además, antes de la prueba definitiva hay una aplicación piloto en todos los países participantes. Si las preguntas del piloto resultan ser demasiado fáciles o demasiado difíciles en ciertos países o economías, se eliminan de la prueba definitiva.

¿Quién la aplica?

Coordinados por el consorcio internacional, el responsable en México es el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), dentro de éste es la Unidad de Evaluaciones del Sistema Educativo Nacional (UESEN) quien se encarga de coordinar la implementación del proyecto en todas sus fases y garantiza que se cumplan los procedimientos y estándares técnicos definidos por el consorcio para que la implementación sea de alta calidad.

¿Qué evalúa?

PISA se enfoca, en primer lugar, en la evaluación del desempeño de los estudiantes en Lectura, Matemáticas y Ciencias, ya que son áreas fundamentales en la educación de los estudiantes. Sin embargo, PISA también recopila información valiosa sobre las actitudes y motivaciones de los estudiantes y evalúa habilidades como la solución de problemas en colaboración. Además, analiza oportunidades para evaluar otras competencias importantes relacionadas como la competencia global, la creatividad o la capacidad empresarial.

PISA se centra en medir la capacidad de los jóvenes para usar su conocimiento y sus destrezas para afrontar los retos de la vida real en la sociedad actual, más que determinar lo que se domina de un currículo escolar. Bajo esta perspectiva de competencias, PISA se interesa en el repertorio de conocimientos y habilidades adquirido tanto en las escuelas como fuera de ellas y en el potencial para reflexionar y usar este repertorio en situaciones o escenarios diversos.

El concepto de literacy de PISA se refiere, por un lado, a la capacidad para aplicar conocimientos y destrezas en situaciones diversas y, por otro, a la consecución de procesos cognitivos complejos, tales como analizar, razonar, comunicarse de manera efectiva; así como plantear, resolver e interpretar diferentes problemas. Dicho concepto va más allá de la idea tradicional de la capacidad de leer y escribir: es considerada como una habilidad que se aprende a lo largo de la vida y no como un rasgo que un individuo tiene o no tiene.

¿A quiénes evalúa?

La población en la que se enfoca PISA son los estudiantes que al momento de la aplicación se ubican en el rango de edad que va de los 15 años 3 meses a los 16 años 2 meses (de manera abreviada se dice población de 15 años) y están inscritos en una institución educativa a partir del séptimo grado según la Clasificación Internacional Normalizada de Educación (CINE 2013) de la UNESCO –que en México corresponde al primero de secundaria– y se excluye a los estudiantes que se encuentren por debajo de ese grado. En el caso de México, esta población está inscrita principalmente en el primer año de educación media superior, pero también hay estudiantes inscritos en tercer grado de secundaria.

¿Cómo evalúa?

Hasta el ciclo 2012 consistió en una medición basada en instrumentos de lápiz y papel, y a partir de 2015 es por computadora, pues la forma tradicional de lápiz y papel se ha visto rebasada al no permitir la medición de tareas auténticas ni la ampliación a otros dominios. Además, las computadoras y la informática forman parte de nuestra vida cotidiana, lo que hace inevitable que PISA haya progresado a esta forma de aplicación. La nueva manera es la electrónica, interactiva y dinámica, más acorde con el perfil de la nueva generación de estudiantes que se evalúan. La evaluación por computadora tendrá el potencial de adaptarse de manera interactiva a los niveles diferenciales de desempeño de los jóvenes, permitiendo que la experiencia sea atractiva para los estudiantes de alto y bajo desempeños.

Se aplican dos tipos de instrumentos: uno, al que de manera habitual se le conoce como prueba que, de hecho, consiste en diferentes versiones de pruebas; el otro se refiere a los cuestionarios de contexto dirigidos al estudiante y al director del centro escolar. La duración total para responder la prueba y el cuestionario del estudiante es de dos horas y media (dos horas para la prueba y de veinte a treinta minutos para contestar el cuestionario), incluyendo descansos. Los directores escolares contestan en aproximadamente veinte minutos el cuestionario diseñado para ellos.

¿Para qué sirve?

La información obtenida se centra en identificar las fortalezas y debilidades de los sistemas educativos nacionales y, sobre todo, intenta detectar los factores asociados al desempeño educativo. Además, al evaluar el nivel de competencia de los estudiantes, en comparación con los de otros países participantes, se sientan las bases para un diálogo internacional que permita la colaboración entre los países en temas educativos.

Lo anterior permite que todos los profesores de secundaria y de educación media superior de México sepan cómo está su sistema educativo en comparación con otros.

Un objetivo prioritario de PISA es informar y apoyar la toma de decisiones sobre política educativa de los países participantes. PISA también ha influido en el desarrollo de nuevas estrategias de evaluación nacional o estatal. En relación con el establecimiento de planes de estudio y estándares, muchos países mencionaron la influencia de la comparación de los marcos y evaluaciones de PISA con los planes de estudio nacionales; la conformación de estándares comunes a nivel nacional; el impacto en sus marcos conceptuales de lectura; la incorporación de competencias semejantes a las evaluadas en PISA en sus planes de estudio y en el establecimiento de estándares nacionales de desempeño.

Posted: ARB

Similar posts

Deja un comentario

Login

Registro | Contraseña perdida?