Inicio » INTERNACIONAL » FRANCIA REFUERZA PROTECCIÓN A NIÑOS VÍCTIMAS DE ABUSO

FRANCIA REFUERZA PROTECCIÓN A NIÑOS VÍCTIMAS DE ABUSO

Francia, a 16 de abril de 2021.- Este jueves, el Parlamento francés aprobó dos importantes proyectos de ley que han estado bajo el ojo del huracán. Como primera medida, avaló la denominada Ley de Seguridad que restringe la difusión de imágenes de la Policía, aunque incluyó algunas protecciones a la libertad de prensa tras los reclamos al respecto. Además, el Legislativo votó a favor de que el sexo con menores de 15 años sea tratado como violación.

La adopción de la polémica Ley de Seguridad en Francia que provocó decenas de protestas ya es un hecho. Con 75 votos a favor y 33 en contra, la Asamblea Nacional, donde el partido del presidente Emmanuel Macron que impulsó la medida sostiene la mayoría, avaló la decisión. El proyecto ya había sido aprobado en el Senado.

La controversia se desató por el artículo 24 de la iniciativa que tipifica como delito la divulgación de imágenes que pudieran «dañar la integridad física o mental» de los agentes de policía. Las personas declaradas culpables podrían ser castigadas con hasta 5 años de prisión y una multa de 75.000 euros, alrededor de 89.800 dólares.

Las alarmas se prendieron sobre la posible violación a la libertad de los periodistas u otras personas para informar, pues los críticos consideran que la norma ayudaría a encubrir posibles abusos como el uso excesivo de la fuerza, una creciente preocupación pública.

Tras las multitudinarias manifestaciones y reclamos de distintas organizaciones, los legisladores hicieron una pequeña modificación en la redacción del mencionado artículo. Finalmente, señala que solo se castigará como delito “la obvia intención de hacer daño”. Aún no está claro bajo qué criterios será determinado ese propósito.

La organización defensora de derechos humanos, Amnistía Internacional, aseguró que la norma tiene «disposiciones vagas que podrían permitir procedimientos legales abusivos e injustos» y que está sujeta a la interpretación de los agentes de policía.

En medio de los cuestionamientos, el Gobierno de Macron ya había indicado que se protegería el derecho de los periodistas a informar, pero que la ley es necesaria para proteger mejor a la fuerza pública, debido a las amenazas y ataques violentos y el creciente acoso en redes sociales.

Entre otras disposiciones, esta norma también otorga más autonomía a la policía local y habilita el uso de drones en manifestaciones y el reconocimiento facial por cámaras de vigilancia.

El Parlamento francés refuerza la ley contra delitos sexuales a menores de edad

Además de la ley de seguridad, los parlamentarios galos también discutieron el mismo día otro proyecto que estaba en el centro de la discusión pública. Por unanimidad, 94 votos a favor y ninguno en contra, la Asamblea Nacional aprobó una ley dirigida contra la violencia sexual a menores. En términos idénticos había sido respaldada en la Cámara Alta.

La normativa fija en 15 años la edad mínima de relaciones sexuales consensuadas y en los 18 años los casos de incesto.

«No tocamos a los niños», y con esta ley «ningún adulto agresor puede contar con el consentimiento de un menor de 15 años», dijo el ministro de Justicia, Éric Dupond-Moretti.

El funcionario aclaró que «los jóvenes adultos no se benefician de un cheque en blanco», pues recalcó que esta cláusula solo es válida para las relaciones consensuadas, no las que se producen en el marco de la agresión como la prostitución o los abusos.

Dentro de la ley hay una cláusula apodada «Romeo y Julieta», que se refiere al amor adolescente y que establece una excepción si las relaciones acordadas se dan entre personas con una diferencia de edad menor a cinco años.

Por otra parte, esta ley extiende más allá de los 30 años actuales la prescripción del delito de violación si el abusador ha agredido a más menores. El plazo de 20 a 30 años se fijó en 2018 y ese tiempo adicional se acordó teniendo en cuenta la llamada «amnesia traumática», frecuente en ese tipo de agresiones.

Los delitos sexuales contra menores volvieron a estar bajo la lupa en Francia en los últimos meses, tras denuncias de ese tipo contra figuras reconocidas en el país como el caso del politólogo Olivier Duhamel, que el pasado martes reconoció haber abusado de su hijastro.

Los escándalos de pedofilia en la escuela, en la Iglesia o en el ámbito deportivo, el incesto, la prostitución de menores o la pornografía infantil en Internet demuestran la magnitud de esos crímenes.

OP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Login

Registro | Contraseña perdida?
A %d blogueros les gusta esto: