Inicio » OPINIÓN » COLUMNA ORDENADOR » FUERZAS EXTRAÑAS BUSCAN DAÑAR A LA UAEM

FUERZAS EXTRAÑAS BUSCAN DAÑAR A LA UAEM

ORDENADOR POLÍTICO 030220

*Fuerzas extrañas buscan dañar a la UAEMex
*Con amenazas y violencia apenas soslayada
*Que llevaron al rector a suspender informe
*Y pretenden prolongar más aún el conflicto

Luis Alberto Rodríguez

Sería deseable que en el conflicto por el que actualmente transita la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMex),no se infiltren elementos extraños, ajenos a la vida institucional de la casa de estudios, como aquellos a los que se refirió recientemente el Rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), doctor ENRIQUE  GRAUE WIECHERS como los causantes de su desestabilización y violencia.

Ya el hecho de que el rector de la UAEMex, doctor en educación ALFREDO BARRERA BACA se viera obligado a suspender la ceremonia tradicional de rendición del informe anual de sus actividades para este 3 de marzo, derivado no solo del paro aún vigente en varios planteles como los de las facultades de Ciencias de la Conducta, Ciencias Políticas, Humanidades y Artes sino ante el anuncio de acciones diversas y la posible suma de otros planteles a los paros, habla de que la situación en la universidad mexiquense es de suyo, por lo menos delicada.

Mas a la suspensión del informe, como el mismo rector BARRERA BACA refiere en desplegado público fechado este 2 de marzo, a la comunidad universitaria y a la sociedad en general, que la rectoría a su cargo y la administración universitaria  “expresan su contrariedad, desaprobación y deslinde de las amenazas y notas violentas que han circulado en redes en contra de las y los manifestantes que han ocupado instalaciones universitarias”.

Ya la misma existencia de tales amenazas y notas violentas a los que se refiere la autoridad universitaria en el citado desplegado, habla de la presencia de fuerzas ciertamente ajenas a la institución, aunque cabe suponerse que algunas actúen también desde su interior, aunque con objetivos y estrategias claramente desestabilizadoras.

Hace bien el rector BARRERA BACA y la administración que encabeza en reconocer públicamente su reconocimiento y respeto al derecho de los estudiantes a la libre manifestación de sus ideas y expresión de sus demandas, ante las cuales la casa de estudios, como difunde, ha puesto a disposición de as comunidades en paro “los mecanismos de denuncia formal para dar salida y solución a los problemas de acoso y violencia de género que denuncian los estudiantes organizados”.

Ya la misma casa de estudios difunde expresamente de las acciones de su administración en contra de la violencia de género en la casa de estudios, en términos de haber procedido a 16 destituciones por procedimiento de responsabilidad entre 2018 y 2019; a 4 separaciones por renuncia o despido en ese mismo lapso con un total de 20 sanciones.

Asimismo, se informa que en este año, a partir del paro de la Facultad de Ciencias de la Conducta y hasta el pasado viernes 28 de febrero, la casa de estudios ha procedido a 6 despidos, 3 en Ciencias Políticas y Sociales, 1 en Artes Escénicas, 1 en Lenguas y 1 en el plantel de la Preparatoria “Adolfo López Mateos”, así como 7 suspensiones como medida de protección, 6 en Odontología y 1 alumno en Ciencias de la Conducta.

La autoridad universitaria ha acompañado en el levantamiento de 4 denuncias ante el Ministerio Público estatal y realizado 1 reunión con la policía cibernética para investigar delitos de violencia de género supuestamente cometidos contra integrantes de la comunidad estudiantil.

Con esas y otras acciones, las autoridades de la UAEMex muestran de alguna manera su disposición de avanzar, conjuntamente con sus sectores estudiantil y académico a llevar a la institución a un estatus libre de violencia, lo que no podría lograr sin la participación activa y consecuente de todos los sectores, incluido desde luego también a los trabajadores.

De manera que la solución de la actual conflictiva visiblemente tensa que  presenta en distintos planteles en paro y y varios otros que sin llegar al paro también manifiestan irregularidades y condiciones que pudieran llevar a la violencia, sólo podría lograrse en breve, con la participación consciente y responsable de todos los sectores, no solamente de las autoridades.

Ciertamente y como expresa el Rector en su desplegado, la Universidad  es un organismo complejo “que busca ser cada vez mas democrático y en ese proceso evolutivo, el discenso es no sólo normal sino sano. Dejemos – agrega el desplegado- que los estudiantes manifiesten su dicenso con las condiciones de vida y convivencia que juzgan injustas o poco éticas” y recomienda impulsar las transformaciones a través del diálogo.

Sin embargo, en el campus universitario de la UAEMex se perciben intentos de mantener indefinidamente las circunstancias conflictivas y magnificar las posibles ausencias u omisiones de las autoridades y asimismo presionar a las comunidades estudiantiles que hayan manifestado su deseo de mantener las actividades en sus planteles, mediante las mencionadas amenazas y otras presiones.

La existencia de esas presiones y de personajes todavía embozados e irreconocibles, que continúan sembrando semillas de una posible violencia y desde luego de la prolongación por tiempo indefinido del conflicto.

No sea que esos personajes y acciones provengan, como ya se tema, de factores e intereses extraños y externos a la casa de estudios, cuyo objetivo sea precisamente la desestabilización de la institución. A sus autoridades corresponde identificar y controlar. Así sea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login

Registro | Contraseña perdida?
A %d blogueros les gusta esto: