Inicio » ENTRETENIMIENTO » INCERTIDUMBRE EN EL CASO PABLO LYLE JURADO OBSERVA VIDEO DEL GOLPE

INCERTIDUMBRE EN EL CASO PABLO LYLE JURADO OBSERVA VIDEO DEL GOLPE

Los hechos generales son indiscutibles: Juan Ricardo Hernández, molesto porque un SUV le cerró el paso en el tráfico, se bajó de su auto en un cruce de Miami. Mientras ambos vehículos estaban parados en un semáforo, Hernández se acercó al SUV, cuyo pasajero es el actor mexicano de telenovelas mexicano Pablo Lyle.

Momentos después, Lyle le dio un puñetazo que dejó a Hernández tendido en el suelo, con el cráneo fracturado por el golpe contra el pavimento. Nunca recuperó el conocimiento.

Todo lo que ocurrió en ese lapso, según escucharon el viernes los jurados de Miami, dependerá de su interpretación. Tendrán que decidir si Lyle, el actor de 35 años que estaba en Miami de vacaciones, tuvo justificación en su proceder.

Los fiscales afirman que Hernández se limitó a golpear la ventanilla para “expresar su descontento”, y luego regresó a su propio auto después que el conductor del SUV se bajara para discutir. Lyle, el pasajero, cargó airadamente contra Hernández, que “se da la vuelta y levanta las manos”, dijo el fiscal Shawn Abuhoff a los jurados.

“Este acusado toma otra decisión, la evidencia lo demostrará, que va a causar daño”, dijo Abuhoff durante las declaraciones de apertura del esperado juicio de Lyle por homicidio imprudencial. “Va a golpear al Sr. Hernández en la cara porque culpa al Sr. Hernández de esta situación. Usa la fuerza letal”.

Pero la defensa de Lyle tachó a Hernández de irracional y desquiciado, “golpeando” la ventanilla y maldiciendo, y “aparentemente” intentando entrar en el SUV. El abogado Bruce Lehr dijo a los jurados que Lyle estaba aterrorizado, sin saber si Hernández iba a volver a su auto para intensificar la violencia.

“El Sr. Lyle instintivamente, sin ninguna intención o pensamiento, lo golpeó una vez”, dijo Lehr a los jurados. “Lo golpeó con su mano débil. Lo golpeó una vez y el hombre cayó”.

Los abogados hicieron su exposición inicial ante los jurados más de tres años después de que Lyle fuera arrestado por primera vez por lanzar el puñetazo que finalmente mató a Hernández, un caso que ha sido analizado por los medios de comunicación de todo Estados Unidos y América Latina.

El enfrentamiento en una vía cercana al Aeropuerto Internacional de Miami también fue captado por el video de vigilancia de una gasolinera cercana, imágenes que se han mostrado repetidamente en las redes sociales y en las cadenas de noticias estadounidenses y mexicanas.

La tragedia podía haber pasado inadvertida si no fuera por la fama de Lyle, quien había estado ascendiendo como actor en México, consiguiendo papeles protagónicos en varias telenovelas de la cadena mexicana Televisa.

Pero el enfrentamiento resultado de la ira al volante puso de cabeza su carrera, y se cobró la vida de Hernández, quien trabajaba cargando bandejas de comida en carritos para los aviones en el Aeropuerto Internacional de Miami y quien debía casarse al día siguiente.

Los jurados deberán determinar si Lyle tuvo justificación o actuó en defensa propia al atacar a Hernández aquel fatídico día.

Para los fiscales, el desafío se complica por la controvertida ley de defensa persona de la Florida, que en 2005 eliminó el “deber de un ciudadano de retirarse”antes de usar la fuerza para contrarrestar una amenaza. (La ley también facilitó que los jueces desestimaran los casos que consideran actos de defensa propia; Lyle perdió su intento de inmunidad en 2019).

El incidente ocurrió la noche del 31 de marzo de 2019, cuando el cuñado de Lyle llevaba al actor y a su familia al aeropuerto, para su vuelo de regreso a México. El cuñado, Lucas Delfino, un arquitecto que vive en Miami, le cortó el paso a Hernández en el tráfico tras bajarse por error en la salida de NW 27.

Abuhoff, el fiscal, dijo a los jurados que Hernández tuvo que frenar de golpe para evitar ser golpeado. En la intersección, Hernández se bajó, golpeó la ventanilla y le preguntó si estaba “loco” y “estúpido” por cortarle el paso.

El estado reprodujo el video para los jurados.

“No se acerca a la puerta y trata de abrirla de golpe. No se acerca y trata de romper la ventanilla”, dijo Abuhoff. “No dice: ‘Voy a matarte’. No tiene ningún arma en sus manos”.

Delfino se bajó y empezó a discutir con Hernández, quien puso las manos en alto para asegurar que no lo golpeaban, dijo el fiscal. Fue en ese momento cuando el SUV comenzó a rodar hacia la intersección, Delfino había olvidado poner el auto en parking.

Cuando Delfino se dio cuenta de que el SUV estaba rodando, se apresuró a volver al asiento del conductor. En ese momento, Lyle, quien mide 6 pies, se bajó y corrió hacia Hernández, mucho más pequeño y de más edad que él, y quien ya había vuelto hacia su propio auto.

“Inmediatamente golpea al Sr. Hernández y, como resultado, el Sr. Hernández se golpea la cabeza contra el concreto y pierde el conocimiento”, dijo Abuhoff.

Lyle y Delfino volvieron a subir al SUV y huyeron. La policía alcanzó más tarde a Lyle en el Aeropuerto Internacional de Miami. Inicialmente se le acusó de agresión, cargo que se elevó a homicidio imprudencial luego que Hernández muriera días después en el hospital.

La versión de los hechos ofrecida por la defensa presentó a Hernández como el agresor.

Los tres niños pequeños que estaban dentro del SUV se pusieron “histéricos” cuando Hernández empezó a golpear la ventanilla, dijo Lehr a los jurados. Afirmó que Hernández “golpeó” a Delfino cuando salió del SUV.

“La evidencia muestra claramente que la violencia va en aumento”, dijo Lehr.

Y la única razón por la que Lyle salió del SUV fue para intentar evitar que el vehículo rodara hacia la intersección, poniendo en peligro a la familia que iba en el auto. “Una persona razonable tendría temor de la razón por la que el señor Hernández volvía a su vehículo”, dijo Lehr. “Pablo Lyle corre hacia él gritando, con alguna obscenidad, que hay niños en el auto”.

Se espera que el juicio dure unos cinco días ante la jueza del circuito de Miami-Dade Marisa Tinkler Méndez. Lyle enfrenta hasta 15 años de prisión si es condenado.

OP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login

Registro | Contraseña perdida?
A %d blogueros les gusta esto: