Inicio » NACIONAL » LA RABIA HUMANA, ERRADICADA EN EL ESTADO DE MÉXICO

LA RABIA HUMANA, ERRADICADA EN EL ESTADO DE MÉXICO

  • Se han dado casos de atención por sospecha, pero el tratamiento oportuno ha frenado el desarrollo de la enfermedad
  • Una vez diagnosticada, el desarrollo del virus no tiene freno y es mortal para quien lo contrae

Toluca, México, 28 de julio de 2019.- Gracias a que año con año la población atiende la consigna de llevar a vacunar a sus mascotas y ante la posible sospecha de infección en alguna persona y una correcta aplicación de protocolos, en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Delegación Estado de México Oriente, no se han registrado casos de rabia en humanos.

“La rabia es una enfermedad muy poco frecuente, pero grave, causada por un virus, el cual afecta a las células nerviosas y al cerebro. Se suele transmitir por la mordedura de un animal infectado y se puede prevenir si la persona que ha recibido la mordedura recibe tratamiento lo antes posible; si la persona no se trata y desarrolla la rabia, el desenlace casi siempre es fatal”, explicó el coordinador auxiliar de Salud Pública de la Delegación, doctor Jesús Ordóñez Espinoza de los Monteros.

Ante la entrada de la canícula, temporada en que las temperaturas alcanzarán los 37 grados centígrados en la zona, el riesgo de que los animales no domésticos -callejeros- contraigan el virus y agredan a alguna persona aumenta y es por ello que el funcionario solicitó estar atentos ante la posibilidad de contraer el virus que, según datos oficiales, desde hace 12 años no se ha registrado un caso humano.

“Los primeros síntomas pueden aparecer unos pocos días de contraído el mal hasta más de un año, después de haber recibido la mordedura; al principio hay una sensación de hormigueo, cosquilleo o picazón alrededor del área afectada, así como síntomas gripales, como fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, pérdida del apetito, náuseas y cansancio.

“Pocos días después, pueden aparecer síntomas neurológicos, como irritabilidad o agresividad, agitación o movimientos excesivos, confusión, pensamientos extraños y estrafalarios o alucinaciones, espasmos musculares y posturas inusuales, convulsiones, debilidad o parálisis (cuando una persona no puede mover alguna parte del cuerpo), sensibilidad extrema a las luces brillantes, los sonidos o el tacto y finalmente, la muerte”, explicó el médico del IMSS.

 

Posted: HBH

Similar posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 + 6 =

Login

Registro | Contraseña perdida?