Inicio » DEPORTES » LECLERC SORPRENDE CON EL «POLE» TRAS UN SÁBADO LOCO EN BAKÚ

LECLERC SORPRENDE CON EL «POLE» TRAS UN SÁBADO LOCO EN BAKÚ

5 de junio del 2021

El sábado en Bakú, un circuito urbano siempre plagado de sobresaltos, resultó propicio para Charles Leclerc, autor de una sensacional pole (1:41.218) por delante de Lewis Hamilton y Max Verstappen. Fue una sorpresa incluso para el propio líder de Ferrari, beneficiado por un involuntario rebufo del heptacampeón y por la postrera bandera roja, que abortaría cualquier intento de mejora de sus rivales. El parón anularía también las opciones de Carlos Sainz, quinto, o Fernando Alonso, octavo, al fin por delante de su compañero de garaje.

En unas calles donde los errores se penalizan contra el muro, la clasificación se vio alterada por cuatro banderas rojas. La última, provocada por Yuki Tsunoda, facilitó la tarea a Leclerc, por segunda carrera consecutiva al frente de la parrilla. A él mismo todo le pilló por sorpresa. «Pensaba que había sido una mierda de vuelta, con dos errores previos, pero en el último sector conté con esa ayuda de Hamilton», admitió el monegasco.

La rabia, por contra, hizo mella en Verstappen, principal favorito para la pole pese a su accidente en la última sesión libre. «Una clasificación estúpida, con toda esta mierda que siempre sucede», lamentó Mad Max en el micrófono de Johnny Herbert. Pese a todo, el ritmo de su Red Bull se antoja superior en carrera. Y esta pista es una de las más propicias del campeonato para los adelantamientos.

«UN POCO CANSADO DE ESTO»

A solo una centésima del mejor Red Bull acabaría Sainz, de nuevo relegado por contingencias que escapan a su control. En el útimo intento, cuando venía mejorando casi dos décimas, se topó con el accidente de Tsunoda. «Un poco cansado de que el coche que va por delante se choque», comentó el madrileño, aún con opciones de pelear por el podio, dado el regular ritmo de su SF21.

Aprovechando un rebufo involuntario de Hamilton, Leclerc le había dejado tres décimas por detrás. A ese juego por la estela propicia apostó fuerte Mercedes, sacrificando a Bottas en beneficio del heptacampeón (1:41.450). El ejemplo cundiría en AlphaTauri, entre Pierre Gasly y Tsunoda, aunque el novato lo echó todo finalmente por tierra en la curva 3.

El colofón a una sesión clasificatoria de casi hora y media, la más accidentada de los tiempos recientes. Aún no se habían cumplido cuatro minutos de la Q1 cuando Lance Stroll destrozó la parte derecha de su alerón delantero contra el muro de la curva 15. En ese momento, sólo Leclerc había completado una vuelta completa, así que el clima de nervios se apoderó de todo el paddock. Los 11 minutos de parón por banderas rojas sólo beneficiaban a Williams, trabajando a contrarreloj para recuperar la potencia en el coche de George Russell.

Cuando despejaron de nuevo la pista, Antonio Giovinazzi hundió sus opciones en el mismo punto que Stroll, aunque en ese momento tanto Alonso ya contaba con un tiempo relativamente tranquilizador, aunque a medio segundo de Esteban Ocon. Tanto Kimi Raikkonen como Russell mejorar el crono del bicampeón, que sólo pudo seguir adelante desde la decimoquinta posición. Más de 40 minutos para completar la primera criba, donde Lando Norris rehusó entrar a boxes con banderas rojas. No debía contar con más de 100 metros de margen, aunque los comisarios fueron inflexibles. Sus tres puestos de penalización permitían avanzar uno a Alonso.

Se percibía tanto respeto entre los favoritos que ni uno solo quiso para la Q2 los neumáticos medios. Tras el primer intento, apenas nueve milésimas entre Verstappen, Pérez y Hamilton, con sólo medio segundo entre el primero y el undécimo. Daniel Ricciardo, uno de los más exigidos, tomó la curva 3 sin control alguno. A falta de dos minutos y medio, esa bandera roja abortaría el resto de operaciones en la Q2. Quien más pudo sentirse satisfecho fue de nuevo Alonso, décimo (1:42.195), con 29 milésimas de margen sobre Sebastian Vettel.

Por primera vez desde Bahrein, el bicampeón mundial partirá por delante de su compañero en Alpine. Entre los animadores, por entonces, destacaba Yuki Tsunoda, con un Alpha Tauri casi a la altura de sus hermanos mayores de Red Bull. El postrero error del japonés terminaría decantándolo todo.

OP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Login

Registro | Contraseña perdida?
A %d blogueros les gusta esto: