19 julio, 2024

#image_title

MACRÓN LLAMA A ELECCIONES ANTICIPADAS EN FRANCIA

  El presidente Emmanuel Macron convocó por sorpresa a nuevas elecciones en la cámara baja del Parlamento francés

Aurelien Breeden

Reportando desde París

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha convocado inesperadamente a elecciones legislativas en Francia.

La sorpresa se produjo después de que su partido fuera derrotado por la extrema derecha en las elecciones al Parlamento Europeo. Macron disolvió la cámara baja del Parlamento francés y dijo que la primera ronda de elecciones legislativas se celebraría el 30 de junio.

Francia se encuentra ahora en un territorio impredecible, con el futuro del segundo mandato de Macron potencialmente en juego. A menos de un mes de las elecciones, los partidos se apresuran a presentar candidatos, perfeccionar sus mensajes y, en algunos casos, forjar alianzas.

Esto es lo que hay que saber sobre las elecciones anticipadas

El partido francés de extrema derecha y antiinmigración Agrupación Nacional, liderado por Marine Le Pen y su protegido de enorme popularidad, Jordan Bardella, se alzó el domingo con el primer puesto en las elecciones al Parlamento Europeo, con cerca del 31,4 por ciento de los votos. La coalición centrista liderada por el partido Renacimiento de Macron quedó en un distante segundo lugar con alrededor del 14,6 por ciento.

Macron reconoció la aplastante derrota en una emisión televisada a la nación esa misma noche.

“Francia necesita una mayoría clara para avanzar con serenidad y armonía”, dijo Macron, explicando por qué había decidido convocar elecciones legislativas.

Marine Le Pen, líder de la ultraderechista Agrupación Nacional, después de que Macron anunciara las elecciones anticipadas. Detrás de ella, su protegido, Jordan Bardella.Credit…Julien De Rosa/Agence France-Presse — Getty Images

Para ello, tuvo que disolver la Asamblea Nacional de 577 escaños, una prerrogativa presidencial en Francia. Macron es el primer presidente que lo hace desde 1997.

Cuando Macron fue elegido para un segundo mandato en 2022, su partido no consiguió una mayoría absoluta. Desde entonces, la coalición centrista que formó ha gobernado con una escasa mayoría, pero ha tenido dificultades para aprobar algunos proyectos de ley sin el apoyo de la oposición.

Macron no tenía ninguna obligación de disolver el Parlamento, aunque la votación europea lo dejara en una posición reducida cuando le quedan tres años de mandato presidencial. Los analistas todavía están tratando de entender sus motivaciones, aunque muchos sospechan que creía que la disolución era inevitable, ya que los legisladores conservadores amenazaban con derribar su gobierno en otoño. La repentina convocatoria de elecciones podría ser también una forma de impedir que la oposición se organice y de ofrecer a los votantes la posibilidad de elegir entre él o la extrema derecha.

El movimiento se ve como una apuesta: si la Agrupación Nacional repite su actuación en las elecciones nacionales, Francia podría volverse casi ingobernable, con Macron enfrentándose a un Parlamento hostil a todo aquello en lo que cree.

Le Pen acogió con satisfacción el anuncio de las elecciones y expresó su confianza en que su partido podría reunir una mayoría. “Estamos listos para cambiar el país”, dijo a sus partidarios en París el domingo por la noche.

La presidencia es el cargo político más poderoso de Francia, con amplias facultades para gobernar por decreto. Pero la aprobación del Parlamento, y en especial de la Asamblea Nacional, es necesaria para la mayoría de los grandes cambios de política interior y los actos legislativos clave, como la ley de presupuesto o las enmiendas a la Constitución.

A diferencia del Senado, la otra cámara del Parlamento francés, la Asamblea Nacional es elegida directamente por el pueblo y puede derribar a un gabinete francés con un voto de censura. También tiene más margen para legislar y cuestionar al ejecutivo, y suele tener la última palabra si las dos cámaras discrepan sobre un proyecto de ley.

El partido de Macron y sus aliados centristas cuentan actualmente con 250 escaños en la Asamblea Nacional, por debajo de los 289 necesarios para la mayoría absoluta. El partido de la Agrupación Nacional tiene 88 escaños, mientras que la corriente conservadora de los Republicanos cuenta con 61. Una tenue alianza de legisladores de extrema izquierda, Socialistas y Verdes tiene 149 escaños. El resto está en manos de grupos más pequeños o de legisladores no afiliados a ningún partido.

Más información

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.