Reunidos por videoconferencia, Lorel Manzano, Alejandro Toledo y César Gándara integraron el jurado, el cual consideró que, a partir de una metáfora bíblica, esta obra habla de la violencia durante las últimas décadas y crea, a la vez, un artefacto narrativo que sigue sus propias lógicas.

“Es una prosa poética, cuidada y a la vez inteligente, con buen estilo, propositiva. Hace verosímil un espacio geográfico tangible y habitable en la imaginación del lector; y recrea una atmósfera que cobra sentido en la narco-realidad mexicana”, se asienta en el acta de deliberación.

En esta ocasión, la convocatoria para el Premio Bellas Artes de Cuento San Luis Potosí Amparo Dávila 2020 se enmarcó en la campaña “Contigo en la distancia”, de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, y consiste en un diploma y la cantidad de 200 mil pesos. La ceremonia de premiación está programada para el 20 de noviembre en el Museo Francisco Cossío, en la ciudad de San Luis Potosí, si las condiciones sanitarias lo permiten.

En entrevista, Nestor Isay Pinacho se dijo “feliz de obtener uno de los premios más importantes del país”. Asimismo, afirma que su obra ganadora nació de una indagación previa sobre la relación de la literatura fantástica y la violencia que permea en México, lo cual produjo el circo que describe en Los mártires errantes.

“Casi todos los cuentos incluidos tienen relación con diversos tipos de violencia, como la que puede ejercer la mente contra uno mismo o cómo impacta la violencia del exterior en el desarrollo personal”, comenta.

 

Juventud prometedora  
Nestor Isay Pinacho Espinosa nació el 3 de noviembre de 1992 en la Ciudad de México. Es licenciado en Ciencias de la Comunicación con maestría en Comunicación por la Universidad Nacional Autónoma de México, donde imparte clases de comprensión de textos y expresión oral en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales y en la Facultad de Arquitectura.

Es secretario de redacción y colaboración en el diario El Universal. En 2018 ganó el Premio Nacional de Novela José Revueltas por su obra De las cenizas de la tierra. Fue becario del Programa Jóvenes Creadores del Fonca entre 2018 y 2019.