CDMX, 27 de julio de 2021.- El subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas Rodríguez, afirmó que la instalación de mesas de coordinación entre autoridades del gobierno federal y estatales es una oportunidad para lograr un solo objetivo: que ninguna mujer o niña tenga miedo de caminar por la calle.

“Eliminemos el miedo a vivir y de llegar a la casa. El problema de las violencias contra las mujeres es, sin lugar a dudas, uno de los principales conflictos que enfrentamos en el país. Prácticamente uno de cada cinco delitos que se comenten involucran a la familia, a las niñas, los niños y adolescentes. Se nos metió a las casas”, resaltó.

El subsecretario visitó el estado de Veracruz en compañía de las titulares de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim), Fabiola Alanís Sámano; y de la Comisión Nacional de Búsqueda (CNB), Karla Quintana Osuna, así como de la presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), Nadine Gasman Zylbermann, para la instalación de la Mesa Técnica de Coordinación Institucional para Garantizar el Acceso a la Justicia y la Atención Integral de Mujeres y Niñas; y de Trabajo para Atención y Seguimiento de Casos de Desaparición de Mujeres, Niñas y Adolescentes en el estado de Veracruz, esta última es la primera en su tipo en el país.

En ese sentido, el subsecretario subrayó que estos instrumentos deben ser la suma de capacidades institucionales y esfuerzos para encarar la violencia en contra de este sector de la población.

Precisó que la fiscalía del estado y los poderes Judicial y Legislativo deben hacer un trabajo interinstitucional para enfrentar los problemas de impunidad.

Por su parte, la comisionada Fabiola Alanís Sámano aseguró que la instalación de estos mecanismos establecen la coordinación interinstitucional entre federación, estados y municipios, con lo que se da cumplimiento de las medidas y principios consignados en distintos ordenamientos sobre prevención, atención, sanción y erradicación de la violencia, además de garantizar el acceso a la justicia y a ser buscadas, así como a la verdad y la atención integral a mujeres y niñas.

En su intervención, la titular de la CNB, Karla Quintana Osuna, reconoció que México es uno de los países con más condenas a nivel internacional por violencia contra las mujeres. Ante esta situación, comentó que el Estado mexicano ha puesto en marcha diversas acciones como son estas mesas de trabajo interinstitucional.

En el caso de Veracruz, afirmó que 64 por ciento de las personas menores de 18 años reportadas como desaparecidas son mujeres, principalmente entre 15 y 19 años de edad.

Agregó que es necesario tener en claro que no solo se puede pensar en desaparición forzada o cometida por particulares, sino también por delito de trata, sustracción o secuestro, por lo que desde la CNB se han puesto en marcha diversas acciones como la implementación del Protocolo Homologado de Búsqueda que contiene acciones con perspectiva de género.

En este caso, recordó que toda desaparición de una niña, mujer o adolescente debe ser investigada bajo la hipótesis por motivos de género. Ante ello, subrayó la importancia de no esperar a las 72 horas para abrir una carpeta de investigación.

La presidenta del Inmujeres, Nadine Gasman Zylbermann reconoció la labor de las organizaciones de la sociedad civil y de los colectivos de mujeres en Veracruz, y destacó el compromiso del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador para escucharlas y colocarlas al centro de la construcción de la paz.

“Esta vinculación con las mesas de coordinación es estratégica para juntar temas, esfuerzos y las posibilidades que permitan responder a las mujeres, las niñas y las adolescentes con políticas que no solo combatan la violencia, sino que construyan la paz”, destacó.

Asimismo, participaron el gobernador constitucional del estado de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez; secretario de Gobierno de la entidad, Eric Cisneros Burgos; la fiscal general de la entidad, Verónica Hernández Giadáns; y la presidenta del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura, Isabel Inés Romero Cruz.