21 julio, 2024

#image_title

«SOY EL SERVIDOR DEL PUEBLO DE IRÁN»: MASOUD PEZESHKIAN

 El presidente electo de Irán, Masoud Pezeshkian, agradeció al pueblo iraní en su discurso de victoria este sábado en Teherán, donde prometió servir a todos y ser la «voz de los que no la tienen».

(CNN) —

«Soy el servidor del pueblo de Irán. Les serviremos, querido pueblo de nuestro país», dijo Pezeshkian en el lugar donde está enterrado el imán Jomeini, líder de la Revolución Islámica de 1979 y fundador de la República Islámica de Irán.

Pezeshkian, de 69 años, cardiocirujano de formación y legislador, reconoció los retos a los que se enfrenta el país e hizo un llamado a la unidad en lo que describió como un nuevo capítulo para Irán.

«Unámonos, permanezcamos juntos, unámonos y trabajemos juntos», dijo. «Seríamos capaces de abordar todos los aspectos y áreas del gobierno: retos económicos, financieros, militares y sociales».

Pezeshkian, que ganó las elecciones con más del 53% de los votos, era el único candidato reformista que competía por el máximo cargo electo de Irán, después de que a muchos otros se les prohibiera presentarse. Pezeshkian fue elegido en la segunda vuelta, tras haber obtenido el mayor número de papeletas en la primera, por delante del conservador de línea dura Saeed Jalili.

Las elecciones fueron convocadas después de la muerte del presidente Ebrahim Raisi en un accidente de helicóptero en mayo en el remoto noroeste de Irán, junto con el ministro de Relaciones Exteriores Hossein Amir-Abdollahian y otros funcionarios.

Cuando lo haga, Pezeshkian tomará el timón de un país que se enfrenta a un creciente aislamiento internacional, descontento interno, una economía en espiral y la perspectiva de un conflicto directo con su archienemigo Israel.

¿Quién es Masoud Pezeshkian?

Masoud Pezeshkian, el reformista que ganó las elecciones en Irán.

Pezeshkian, ministro de Sanidad con el presidente reformista Mohammad Jatamí, es cardiocirujano de formación y legislador. Ganó notoriedad por su postura contra la represión de las protestas prodemocráticas de 2009 y la violencia perpetrada por la tristemente célebre policía de la moralidad en 2022 a raíz de la muerte de Mahsa Amini. Amini murió bajo custodia de la policía de la moralidad tras ser detenida por no respetar el estricto código de vestimenta de las mujeres de la República Islámica. Cientos de personas murieron y miles fueron detenidas cuando las autoridades intentaron aplastar las protestas, según las Naciones Unidas.

Durante las protestas de 2022, Pezeshkian declaró en una entrevista a la televisión iraní IRINN: «Es culpa nuestra. Queremos implantar la fe religiosa mediante el uso de la fuerza. Esto es científicamente imposible».

«Yo tengo parte de culpa, los distinguidos eruditos religiosos y las mezquitas tienen parte de culpa, y la autoridad (iraní) de radiodifusión tiene parte de culpa», dijo.

«Todos deberían dar un paso al frente y rendir cuentas, en lugar de capturar a esa chica, darle una paliza y, finalmente, entregar su cuerpo (a su familia)».

Se presentó como candidato de todos los iraníes. «Entre mis partidarios hay tanto de izquierdas como de derechas, incluso los que no rezan», dijo en un reciente debate presidencial. Tras perder a su mujer y a uno de sus hijos en un accidente de coche en 1994, dedicó gran parte de su tiempo a la política. Pezeshkian se presentó a las elecciones presidenciales de 2013 y 2021, pero no logró avanzar.

Este hombre de 69 años procede de una familia étnicamente mixta: su padre es azerí y su madre kurda. El persa no es su lengua materna. Eso ha contribuido a mejorar su imagen ante las minorías iraníes, pero lo deja expuesto a los ataques xenófobos de algunos opositores.

Nadeen Ebrahim y Michael Rios contribuyeron a este reporte

Más información

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.