Inicio » OPINIÓN » COLUMNA ORDENADOR » SUPUESTA RUPTURA DEL PRI CON ALIADOS

SUPUESTA RUPTURA DEL PRI CON ALIADOS

*Supuesta ruptura del PRI con aliados
*Resultó en estrategia contra adversarios
*Que optaron por triunfalistas coaliciones
*Que pueden dar ventaja al tricolor

Luis Alberto Rodríguez

Una cierta alharaca mediática se generó el fin de semana anterior tras de que el Partido Revolucionario Institucional en el Estado de México dejó pasar la fecha del 20 de enero como límite para registrar ante el Instituto Electoral del Estado de México una esperada coalición con los partidos Verde Ecologista de México, y Nueva Alianza, como a escala nacional y para la elección presidencial lo ha hecho.

Eso sorprendió desde luego a sus opositores, quienes antes de ese límite temporal establecido por ley, solicitaron con despliegue mediático y ante el mismo IEEM, su respectiva coalición, como fue ejemplo un tanto estruendoso el caso de la alianza PAN-PRD- MC, cuyos líderes estatales se ufanaron de que con esa fórmula tendrán mayores posibilidades de derrotar al PRI en la mayoría de municipios y distritos electorales de la entidad, porque, dijeron, éste les derrotaba porque sumaba los votos de sus aliados.

Un tanto influenciados por el escándalo que en el estado de Chiapas representó la “dimisión” del líder y diputado local del PVEM en esa entidad, EDUARDO RAMÍREZ AGUILAR, supuestamente porque el PRI “impuso” candidato a la gubernatura, algunos medios levantaron la voz de asombro porque en el Estado de México el Revolucionario Institucional decidió postular candidatos propios a la totalidad de los 125 ayuntamientos mexiquenses y a diputados en 30 de los 45 distritos locales electorales dejando solamente quince a sus aliados.

Olvidan los medios asombrados que a inicios del año 2016, la Legislatura mexiquense aprobó, por unanimidad de los nueve partidos que la integran, las reformas que incorporaron a la Constitución local y hacen posible que los partidos políticos puedan ahora “postular candidatos, fórmulas, planillas o listas, por sí mismos, en coalición o en candidatura común con otros partidos”.

Habrá que recordar que recordar que dicha iniciativa fue presentada a la Legislatura local, ni más ni menos que por la diputada del Partido de la Revolución Democrática, JUANA BONILLA,  que entre las consideraciones del dictamen se subrayaba que “la candidatura común es congruente con el derecho de asociación en materia política, además de que vigoriza la democracia, garantizando la vigencia de los principios constitucionales y la naturaleza de los partidos políticos como entidades de interés público”.

Nosotros también esto subrayamos, toda vez que no solamente con la figura de las coaliciones, los partidos políticos pueden consolidar sus alianzas, sino también a través de las candidaturas comunes, figura que como se considera, “da respuesta a la ciudadanía organizada en concordancia con los avances democráticos y la dinámica electoral del estado de México, que requiere ajustar oportunamente los mecanismos de participación electoral”.

De manera que si el PRI decidió, en el caso de los 125 municipios mexiquenses, nombrar desde ahora a sus posibles candidatos, eso no anula la posibilidad de que posteriormente haga acopio de la figura de las candidaturas comunes, como posiblemente sucederá en muchas demarcaciones.

La piedra de escándalo de un rompimiento del PRI con sus aliados PVEM ó PANAL se diluye y como declaró exprofeso el dirigente estatal priista, ERNESTO NEMER ALVAREZ, al negar la supuesta ruptura, si no, como dijo, por el contrario están muy unidos y el motivo de esa decisión obedece “a que quieren medir fuerzas y apoyar en la alianza que tienen a nivel federal a favor del candidato presidencial JOSE ANTONIO MEADE”.

Malo sería realmente que esos partidos aliados al PRI decidieran dejar de apoyar a su candidato presidencial. Eso sí sería malo para el partido en el poder.

Habrá que considerar que en estas elecciones, la elección presidencial “jala” indefectiblemente a las elecciones coincidentes, como en el Estado de México de Ayuntamientos y diputaciones y esa circunstancia fue muy bien analizada por el PRI mexiquense, de manera que estratégicamente dejó crecer el triunfalismo rampante de sus adversarios al asumir de entrada la figura de las coaliciones PAN-PRD-MC y MORENA-PT-ENCUENTRO SOCIAL.

Habrá que recordar que todavía el PRI y sus aliados pueden recurrir a la figura de las candidaturas comunes, mientras sus adversarios ya coaligados estruendosamente sólo podrán presentar un candidato en cada una de las demarcaciones municipales.

La constitución de los ahora llamados frentes a los que casi como fórmulas triunfalistas asumen los opositores del PRI, especialmente en estas elecciones, tienen la desventaja de que al coaligarse, esos partidos pierden la oportunidad de postular a sus propios candidatos y solamente el o los nominados por la coalición figuran.

Tomemos de nuevo como ejemplo la elección presidencial que desde luego influenciará a las elecciones locales:

Por ejemplo en Nezahualcóyotl, un bastión eminentemente perredista, al llevar al panista RICARDO ANAYA como su candidato presidencial, seguramente “jalará” votos perredistas para esa elección, mientras que para las elecciones locales, con la coalición y en el supuesto de que llevarán candidatos perredistas, los electores inevitablemente caen en contradicciones ideológicas que más que beneficiarles les perjudican y hacen vigente la percepción de que en efecto, con esa coalición se ha intentado mezclar “el agua con el aceite”. En fín.

ENTRETELONES

Ya el hecho de que en sus listas preliminares el PRI mexiquense haya dejado indefinido su posible candidato a la alcaldía de Coacalco revela la ausencia de apoyo que dará a la pretensión del todavía diputado federal y ex alcalde de la demarcación, DAVID SÁNCHEZ ISIDORO, quien acudió a registrarse el pasado domingo, a pesar de que la Suprema Corte de Justicia en días pasados ordenó su consignación y que pertenece, como se analizó en este espacio a una nefasta estirpe sangrienta que a ese partido le representa un verdadero riesgo.

Y ya que hablamos de otros pretendientes priistas, en Toluca, además del alcalde FERNADO ZAMORA MORALES, que va por su reelección, también solicitó su registro el dirigente del FNR-3, ALFONSO GÓMEZ AGUIRRE, quien nos parece haría un buen papel como regidor…pero.

Posted: LARL

Similar posts

Deja un comentario

Login

Registro | Contraseña perdida?