Estas olimpiadas deberían comenzar el próximo 24 de Julio, pero dada la situación sanitaria actual se han planteado ciertas dudas respecto a su celebración. Según el deportista, “se han marcado tres meses” para decidir qué hacer.

La gran cita del deporte convoca a miles de personas cada cuatro años y tal como afirma Pound: “Es una gran, gran, gran decisión y no podemos tomarla hasta que tengamos datos fiables en los que basarnos”. Y es que, en caso de que el comité se planteara cambiar de sede a finales de mayo, no habría tiempo para su realización en cualquier otro país que no se encontraría prevenido ante esta situación.

Además, Japón sería el gran perdedor de dicha decisión debido a la alta inversión que el país lleva invertida, que alcanza los 11.500 millones de euros. Mientras, El presidente del Comité Olímpico Español (COE), Alejandro Blanco, se mostró «preocupado» por el riesgo del nuevo coronavirus en los Juegos Olímpicos de Tokio de este año, pero aseguró que el Comité Olímpico internacional (COI) tomará las «medidas adecuadas en el momento oportuno» y que, si se celebran los Juegos, será porque el virus está «controlado al cien por cien».