Inicio » INTERNACIONAL » EL EX PRESIDENTE PERUANO SE SUICIDÓ AL TRATAR DE SER DETENIDO POR ACTOS DE CORRUPCIÓN

EL EX PRESIDENTE PERUANO SE SUICIDÓ AL TRATAR DE SER DETENIDO POR ACTOS DE CORRUPCIÓN

El ex presidente de Perú iba a ser detenido por su relación con la investigación de corrupción de Lavo Jota y sus vínculos con el gigante de la construcción brasileña Odebrecht

Alan García, el ex presidente de Perú, se disparó en la cabeza en su casa de la ciudad de Lima este miércoles a primera hora de la mañana, cuando la policía llegó para arrestarlo en relación con una investigación de soborno. Luego de estar sometido a una cirugía de emergencia en el hospital José Casimiro Ulloa de Lima, en donde fue reanimado al menos tres veces para salvar su vida, finalmente García fue declarado muerto, tal como revelan varios medios internacionales.

Se espera que en los próximos minutos haya una rueda de prensa oficial al respecto, mientras termina el allanamiento de su residencia en busca de información con respecto al caso.

García, quien se desempeñó como presidente de Perú entre los años 1985 y 1990 y luego nuevamente de 2006 a 2011, iba a ser detenido en relación con la extensa investigación de corrupción de Lavo Jota y sus vínculos con el gigante de la construcción brasileña Odebrecht, que tantas secuelas de corrupción ha dejado en Sudamérica. Se sospecha que el ex presidente había aceptado sobornos de Odebrecht al otorgarles un contrato para construir un nuevo sistema de metro en Lima durante su segundo período en el cargo.

Además, Odebrecht también está en el centro de la investigación de Lavo Jota. En 2016, la empresa firmó un acuerdo con el Departamento de Justicia de los Estados Unidos y admitió que había pagado a altos funcionarios latinoamericanos unos USD $800 millones en sobornos a cambio de contratos de construcción. La compañía también admitió que había pagado a tres presidentes peruanos sucesivos unos USD $29 millones como parte de la estafa.

El sucesor de García, Ollanta Humala, fue arrestado en julio de 2017 bajo sospecha de lavado de dinero, y el sucesor de Humala, Pedro Pablo Kuczynski, fue arrestado por el mismo cargo la semana pasada.

García, de 69 años de edad, quien negó haber cometido algún delito, había solicitado previamente asilo en Uruguay, aunque su solicitud fue denegada después de que Perú le prohibiera abandonar el país. García se destacó en la década de los 80 como un presidente de corte nacionalista, aunque su primer mandato en el cargo estuvo marcado por la hiperinflación, la corrupción y el crecimiento del movimiento guerrillero comunista Sendero Luminoso. Cuando regresó al poder en 2006, se posicionó como un conservador de libre mercado. Su segunda presidencia vio un auge de las materias primas y la inversión para el país, con Odebrecht como uno de sus principales impulsores.

MOR.BO

Posted: HBH

Similar posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

− 4 = 2

Login

Registro | Contraseña perdida?