Inicio » ENTRETENIMIENTO » ESPECTACULOS » GLORIA ESTEFAN SUPLICÓ A SU HIJA NO SALIR DEL CLÓSET: SU ABUELA NO LO SOPORTARÍA

GLORIA ESTEFAN SUPLICÓ A SU HIJA NO SALIR DEL CLÓSET: SU ABUELA NO LO SOPORTARÍA

  • “Si muere, la sangre está en tus manos”: 
  • Tremendas revelaciones al interior de una de las familias más famosas de la comunidad latina en EEUU

Las tres personalidades hablaron del tema en su show Red Table Talks: The Estefans, transmitido desde Facebook Watch, donde mencionaron lo complicado que fue para Gloria enterarse de que su hija es lesbiana y cómo esto afectó su relación madre e hija por un tiempo.

Luego de que Gloria, Lili y Emily Estefan  hablaran de la sexualidad de la más pequeña del clan, llamó la atención la advertencia que la leyenda de la música latina le dio a su hija acerca de hablar de este tema con su abuela, quien podría morir si conocía sus preferencias hacia las mujeres.

El momento difícil en el programa llegó cuando Emily recordó el dolor que sintió, marcó su vida y la distanció de su madre porque recibió la recomendación de guardar en secreto su sexualidad para su abuela.

“Yo estaba como: ‘Oye, estoy enamorada de esta chica’. Y lo primero que dijiste fue: ‘Si le dices a tu abuela y ella muere, la sangre está en tus manos’. Simplemente no estaba lista para eso, porque entiendo que la abuela era mayor, pero me hiciste sentir, sea lo que sea, escóndelo, no está bien»confesó la joven de 25 años.

«Así que ahí es donde empezó mi dolor. Nunca voy a olvidar eso”, añadió entre lágrimas Emily Estefan

A pesar de la versión de la más joven de las presentadoras, Gloria aseguró que su intención era darle tiempo a su madre para que la noticia no la tomara de sorpresa, ya que estaba muy grande y sabía de la fortaleza de su hija para afrontar una situación así frente a su familia.

“Realmente pensé que eras muy fuerte, porque toda tu vida has hecho lo que querías en tu camino. En mi mente eres la mujer más fuerte y ruda”, se defendió Gloria. Y Lili confirmó este sentimiento.

A pesar de esta confesión, Emily admitió que solía estar avergonzada, y que vivió asustada por mucho tiempo, pues no quería estar expuesta en redes sociales, lo que la llevó a momentos muy duros en los que incluso contempló el suicidio.

“Las cosas a las que me enfrentaba en ese momento eran tan paralizantes que no podía ver nada más que el dolor”, admitió.

Emily además cuestionó a su madre y su tía acerca de cómo era posible que no supieran sobre su sexualidad.

“Dices que ¿cómo es posible que no supiéramos? No es como que no sospechara nada en algún momento. Me acuerdo estar en mi cuarto una vez y haberte preguntado: ‘¿mamá, eres gay? ¿Quieres cargar la bandera gay? Porque si quieres, me voy a subir a esa carroza del desfile y llevaré esa bandera’. Y en ese momento me dijiste: ‘mamá, no soy gay’. Porque esa no era la palabra en tu mente para quién eras”, contó la intérprete de Con los años que me quedan.

Tanto Lili como Gloria admitieron que con el tiempo ellas han perdonado y continúan yendo a terapia para superar esta dura etapa de sus vidas.

“Era importante para mí mostrarle a la gente que uno puede superar cosas difíciles, y esa fue mi principal motivación al salir de eso. Así que ese es uno de los temas de los que hablamos, tú sabes, escapadas por un pelo en las que puedes perder la vida y recibes una segunda oportunidad”, dijo para la agencia AP.

“Pienso que a veces las ideas que tenemos cambian, como que mi mamá tiene una opinión de millennial y yo tengo la opinión de mi abuela”, apuntó Emily Estefan.

En un episodio anterior, Lili Estefan se mostró más vulnerable que nunca al hablar de su doloroso divorcio del empresario cubano Lorenzo Luaces tras 25 años de matrimonio y del que no estuvo lista para hablar hasta ahora.

“Fue un divorcio muy público, tú sabes, de una persona con la que pensé que tenía una vida perfecta, una familia perfecta, todo perfecto. La vida simplemente te enseña que no es así”, expresó.

OP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Login

Registro | Contraseña perdida?