16 julio, 2024

ASESOR DEL PAPA ENCUBRE A CURA COLOMBIANO ABUSADOR

FOTO: Luis Manuel Alí, asesor del papa Francisco

Luis Manuel Alí, secretario general de la Conferencia Episcopal de Colombia, admitió no haber informado a la Fiscalía sobre una denuncia contra el jefe de los misioneros eudistas

José de Jesús Amaya fue denunciado por abuso sexual contra un seminarista en el departamento colombiano de Norte de Santander

El caso también está en conocimiento del cardenal Rueda y de los obispos de Ocaña, Facatativá, Tunja y Manizales

La red Valientes para América Latina, que reúne a organizaciones de sobrevivientes, manifestó su rechazo frente al nombramiento de Alí en el Vaticano. «El hecho legitima la violencia sexual», dijo Sonia Almada, durante el lanzamiento de la red

Luis Manuel Alí, nuevo secretario de la Pontificia Comisión para la Protección de Menores, encubrió a un cura colombiano. Así lo reconoció en comunicación con este corresponsal el 15 de septiembre de 2023, al admitir que nunca informó a la Fiscalía General de la Nación sobre el caso de José de Jesús Amaya León, superior general de los misioneros eudistas.

Mensaje a través del cual Alí reconoce haber encubierto a Amaya

Mensaje a través del cual Alí reconoce haber encubierto a Amaya

José de Jesús Amaya fue denunciado por el presunto abuso sexual de un menor de edad, en jurisdicción de la Diócesis de Ocaña. Actualmente, el Instituto Misionero San Juan Eudes tiene su casa general en jurisdicción de la Diócesis de Facatativá, cuyo obispo, Pedro Manuel Salamanca, ha permitido que el misionero siga ejerciendo el sacerdocio bajo su mando, a pesar de que los señalamientos en su contra también han llegado a manos de los obispos de Ocaña, Manizales, Tunja y Bogotá.

Mediante una carta fechada el 16 de marzo de 2020, Luis Manuel Alí, en ese momento obispo auxiliar del cardenal Rubén Salazar, hoy emérito, acusó recibo de las denuncias enviadas a la Arquidiócesis de Bogotá por el fundador de la congregación religiosa, Humberto Lugo. El ahora secretario de la Pontificia Comisión para la Protección de Menores informó a Lugo que el caso sería notificado a los obispos de Ocaña y de Facatativá, pero nunca alertó a las autoridades civiles.

Alí admitió haber recibido las denuncias contra varios misioneros

Alí admitió haber recibido las denuncias contra varios misioneros Miguel Estupiñán

Cuidar y encubrir

Actualmente, la Corte Constitucional, principal órgano judicial del país, prepara una sentencia sobre acceso a la información de interés público. Esta tiene su origen en 120 derechos de petición que, en 2023, los periodistas colombianos Juan Pablo Barrientos Hoyos y Miguel Ángel Estupiñán Medina (autor de esta nota) enviaron a diferentes instituciones de la Iglesia católica colombiana. El objetivo: acceder a información sobre abusos sexuales por parte de sacerdotes.

Solo el 13% de dichas instituciones entregaron la información solicitada. A partir de dichos datos, los investigadores llegaron a una lista de, al menos, 569 sacerdotes denunciados, 150 de los cuales, como José de Jesús Amaya, todavía ejercen el sacerdocio.

El de los misioneros eudistas es solo el primero de cincuenta casos de diócesis, arquidiócesis o comunidades religiosas masculinas que se han negado aportar información a la investigación en curso, cuyos resultados parciales fueron publicados en noviembre del año pasado y se han venido actualizando en los últimos meses, hasta llegar a una cifra que roza los 600 casos de sacerdotes denunciados por violencia sexual.

Serán los magistrados de la Corte Constitucional quienes determinen si la Iglesia católica colombiana tiene la obligación o no de entregar el 87% restante de la información, todavía oculta en sus archivos secretos.

La Conferencia Episcopal de Colombia, encabezada actualmente por el cardenal Luis José Rueda, arzobispo de Bogotá, ha creado un equipo para intervenir en el litigio e impedir que los datos salgan a la luz. Dicho equipo está encabezado por la abogada Ilva Myriam Hoyos, perito del sínodo de la familia, y mano derecha del obispo Luis Manuel Alí, ahora principal colaborador del papa Francisco en un tema sobre el cual debe muchas explicaciones.

Valientes en América Latina

El sábado 16 de marzo de 2024 tuvo lugar en Argentina el lanzamiento de la red Valientes para América Latina, que reúne a organizaciones de sobrevivientes de violencia sexual. La plataforma regional del Brave Global, creado en 2022, ahora pretende promover prevención, justicia y sanidad en el ámbito del Caribe y del subcontinente.

Miembros de la red Valientes para América Latina, durante su lanzamiento

Miembros de la red Valientes para América Latina, durante su lanzamiento Archivo particular

Según la argentina Sonia Almada, Valientes abraza a todos los sobrevivientes que han hecho públicos sus casos y alzan su voz por quienes no pueden hacerlo. La poca colaboración de la Iglesia frente a las investigaciones en el ámbito civil se expresa en «el guardado de archivos, el traslado de los pederastas y su relación con el Estado».

Sobre el nombramiento de Luis Manuel Alí, como nuevo secretario del Consejo Pontificio para la Protección de Menores, Almada calificó de «aterrador» el hecho. «Lo repudiamos con toda la fuerza. A mí, como sobreviviente y activista argentina que he creía en que el papa Francisco iba a cambiar algo, porque así lo había prometido, me parece que este nombramiento legitima la violencia sexual, una práctica que ellos (los obispos) invisibilizan, tapan y ocultan». La llegada de Alí a la secretaría de la comisión es «un gesto de ofensa tremenda a los sobrevivientes y a las víctimas», agregó la integrante de Sobrevivientes.

Más información

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.