20 julio, 2024

EL DIRECTOR EJECUTIVO DE BOEING DEJARÁ EL CARGO

  Tras el último incidente de la compañía

David Calhoun abandonará el fabricante de aviones a finales de este año, después de que en enero se desprendiera un panel en pleno vuelo

euronews

El director ejecutivo de BoeingDavid Calhoundejará la compañía de fabricación de aviones a finales de año como parte de una amplia reestructuración administrativa tras la crisis generada por una serie de incidentes.

Boeing ha estado bajo intensa presión desde principios de enero, cuando un panel se desprendió en pleno vuelo de un 737 Max de Alaska Airlines. Los investigadores apuntan a la falta de varios tornillos que ayudan a mantener el panel en su sitio, que habrían desaparecido a raíz de los trabajos de reparación efectuados en la fábrica de Boeing.

La Administración Federal de Aviación (‘FAA’, por sus siglas en inglés) ha intensificado su escrutinio sobre la compañía, incluido el límite de producción de los 737. Una auditoría de la FAA de la fábrica 737 de Boeing cerca de Seattle le dio a la compañía calificaciones de suspenso en numerosos aspectos de la producción.

Más cambios en la cúpula

Stan Deal, presidente y director ejecutivo de la unidad de aviones comerciales de Boeing, se jubilará de inmediato. Stephanie Pope, directora de operaciones de la compañía durante menos de tres meses, asumió el liderazgo de esa división clave.

La compañía indicó que el presidente de la junta directiva, Lawrence Kellner, no se presentará a la reelección en mayo, y será reemplazado por un antiguo director ejecutivo de Qualcomm, Steven Mollenkopf, quien liderará la búsqueda del reemplazo de Calhoun.

«Un punto de inflexión para Boeing»

En una nota enviada este lunes a los empleados, Calhoun, de 67 años, calificó el accidente como «un punto de inflexión para Boeing» que requiere «un compromiso total con la seguridad y la calidad en todos los niveles de nuestra empresa».

«Los ojos del mundo están puestos en nosotros y sé que saldremos de este momento como una mejor compañía, aprovechando todos los aprendizajes que acumulamos mientras trabajamos juntos para reconstruir Boeing durante los últimos años», dijo.

Los ejecutivos de algunas aerolíneas han expresado su frustración con la compañía, e incluso incidentes menores relacionados con aviones Boeing han atraído especial atención.

Las consecuencias de la explosión del 5 de enero han elevado el escrutinio sobre Boeing a su nivel más alto desde que dos aviones Boeing 737 Max se estrellaron en 2018 en Indonesia y en 2019 en Etiopía. En total, 346 personas murieron en los accidentes.

 En el avión de Boeing en el que explotó una puerta en pleno vuelo faltaban varios tornillos

Más información

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.